Noticias

Roma, 5 de setiembre de 2016.-

De mi mayor consideración:

            En primer lugar quiero presentarme: mi nombre es Horacio Day, soy sacerdote diocesano de la Arquidiócesis de Mendoza, tengo 39 años.

            Descubrí mi vocación sacerdotal mientras estudiaba Derecho en Mendoza. ¡Desde los quince años quise estudiar Derecho Canónico!!! Quería poder ofrecer mis dones y talentos a la Iglesia desde el Derecho Canónico, pero casado y con chicos. Mientras cursaba en tercer año de abogacía en la Universidad Nacional de Cuyo, empecé a preguntarme por qué no sacerdote. Fue así como después de conversar con un amigo sacerdote (Mons. Jorge Mejía, después Cardenal), comencé un camino de discernimiento espiritual que duró dos años. Mientras tanto seguía estudiando y trabajando (trabajaba como Director de Torneos de Bridge, en el Club de Bridge de Mendoza).

            Finalmente ingresé en el Seminario de Mendoza. Quise ser sacerdote diocesano de Mendoza, quería consagrarme para ser sacerdote en un lugar determinado, para el Pueblo de Dios que peregrina en un lugar determinado. Quería consagrarme para “mi” gente. Así fue como aposté por el Seminario de Mendoza, a quien le debo muchísimo. Fue ahí donde conocí a Jesucristo. Como dice Job al final de su libro “te conocía de oídas, pero ahora te han visto mis ojos”.  

            Fui ordenado sacerdote en el año sacerdotal, 2010, el 20 de marzo. Fui destinado a Tupungato, como Vicario Parroquial. También comencé a trabajar como Auditor en el Tribunal Eclesiástico de Mendoza. En febrero de 2012 fui nombrado Párroco de la parroquia San Pedro y San Pablo de la ciudad de San Martín, en Mendoza. Junto con esas tareas los últimos tres años me desempeñé también como Director del Secretariado Arquidiocesano de Pastoral Familiar y Capellán de un colegio. Mendoza es una Arquidiócesis muy grande, con más de un millón y medio de personas y somos muy pocos sacerdotes.

            Era una necesidad muy grande poder especializarme en Derecho Canónico (y debo decir que una ilusión muy grande para mí perfeccionarme para poder ayudar mejor a tantas personas que están buscando una clarificación de su situación matrimonial y llevarles tranquilidad a sus conciencias, como dice el Papa Francisco); pero mi diócesis no cuenta con suficientes recursos para afrontar los gastos de una conveniente formación en Roma, en la Universidad de la Santa Croce. Es por ello que con mi Arzobispo recurrimos a la ayuda de FONSAC.

            Me gustaría aclarar también que yo quería decididamente estudiar en la Universidad de la Santa Croce, por dos motivos especialmente. Por un lado, por la seriedad académica y el rigor jurídico de la Facultad de Derecho Canónico y de sus profesores; por otro lado, el cuidado que se brinda a los sacerdotes, en el sentido de la vida espiritual, del cuidado de la vocación sacerdotal     

            Fue así como se pudo concretar esta posibilidad. Actualmente estoy comenzando los estudios de Derecho Canónico aquí en Roma, y resido en el Colegio Sacerdotal Argentino, una residencia para sacerdotes argentinos que sus obispos envían a Roma a perfeccionarse en las distintas disciplinas, tanto teológicas como canónicas.

            Pero aún quedan gastos por afrontar. Es por eso que me animo a pedirle si Usted puede colaborar económicamente con FONSAC para poder continuar con mi formación en la Universidad de la Santa Croce.

            Desde ya le estoy muy agradecido, lo encomiendo a Usted y los suyos en la celebración de la Santa Misa.

            En Cristo Jesús

                                                                                  Pbro. Horacio Day

Ciudad del Vaticano (AICA): El Papa Francisco canonizó en una misa multitudinaria celebrada en la Plaza de San Pedro, a la que se calcula asistieron unas 80.000 personas, al sacerdote argentino José Gabriel del Rosario Brochero, el Cura Brochero. El prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, cardenal Angelo Amato, hizo la petición para que el sacerdote argentino y los otros seis beatos sean inscriptos en el libro de los santos. Tras la lectura de una breve reseña biográfica de cada uno, se rezó la letanía de los santos y finalmente, el Papa Francisco leyó la fórmula de canonización. A las 5.32 el pontífice argentino inscribió en el Catálogo de los Santos al Cura Brochero, el primero que nació, vivió y murió en la Argentina.

El Papa Francisco canonizó en una misa multitudinaria celebrada en la Plaza de San Pedro, a la que se calcula asistieron unas 80.000 personas, al sacerdote argentino José Gabriel del Rosario Brochero, el Cura Brochero, y a otros seis beatos de México, España e Italia.

El prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, cardenal Angelo Amato, hizo la petición para que el sacerdote argentino, el adolescente mexicano José Sánchez Del Río, el obispo español Manuel González García, el religioso francés Salomone Leclercq, los sacerdotes italianos Lodovico Pavoni y Alfonso María Fusco, y la monja francesa Elisabeth de la Santísima Trinidad, sean inscriptos en el libro de los santos.

Tras la lectura por parte del purpurado vaticano de una breve reseña biográfica de cada uno, se rezó la letanía de los santos y finalmente, el Papa leyó la fórmula de canonización, entre ellos del Cura Brochero.

A las 05.32 el pontífice argentino inscribió en el Catálogo de los Santos al Cura Brochero, el primero que nació, vivió y murió en la Argentina, y al resto de los beatos.

Luego fueron colocando reliquias de los nuevos santos delante de la imagen de la Virgen, entre ellas del “cura gaucho” a quien Jorge Bergoglio considera un “pastor con olor a oveja”.

De la ceremonia en la Plaza de San Pedro participaron el presidente Mauricio Macri, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti y otros representantes políticos argentinos, además de casi 40 obispos, unos 200 sacerdotes y más de 2.000 peregrinos, en su mayoría cordobeses.

Los niños de los milagros
Al momento de la entrega de las ofrendas, se acercó al altar el adolescente cordobés Nicolás Flores Violino, quien cuando tenía ocho meses quedó en estado vegetativo y con problemas neurológicos severos tras sufrir un accidente vial y su recuperación sin explicación médica hizo que el Cura Brochero sea declarado beato.

También se acercó la niña sanjuanina Camila Brusotti, quien a los 8 años fue brutalmente golpeada por su madre y su padrastro, y cuya recuperación fue considerada el segundo milagro por intercesión del Cura Brochero para ser proclamado santo.

Antes de la celebración eucarística, el Papa saludó a Mauricio Macri y a los miembros de las delegaciones oficiales procedentes de los países cuyos laicos, sacerdotes y religiosos fueron proclamados santos.

Los santos son hombres y mujeres que lucharon apoyados en la oración
En la homilía, el Papa hizo referencia a las lecturas del día y destacó que los siete nuevos santos “han alcanzado la meta, han adquirido un corazón generoso y fiel, gracias a la oración: han orado con todas las fuerzas, han luchado y han vencido”.

“Este es el estilo de vida espiritual que nos pide la Iglesia: no para vencer la guerra, sino para vencer la paz”, explicó.

El Papa Francisco afirmó que el modo de obrar de los cristianos consiste en “estar firmes en la oración para permanecer firmes en la fe y en el testimonio” y, si bien reconoció que puede haber cansancio en esta tarea, recordó que “no estamos solos, hacemos parte de un Cuerpo. Somos miembros del Cuerpo de Cristo, la Iglesia, cuyos brazos se levantan al cielo día y noche gracias a la presencia de Cristo resucitado y de su Espíritu Santo”.

“Sólo en la Iglesia y gracias a la oración de la Iglesia podemos permanecer firmes en la fe y en el testimonio”, sostuvo, y agregó: “Dios hará justicia a sus elegidos que le gritan día y noche. Este es el misterio de la oración: gritar, no cansarse y, si te cansas, pide ayuda para mantener las manos levantadas”.

“Esta es la oración que Jesús nos ha revelado y nos ha dado a través del Espíritu Santo. Orar no es refugiarse en un mundo ideal, no es evadir a una falsa quietud. Por el contrario, orar y luchar, y dejar que también el Espíritu Santo ore en nosotros. Es el Espíritu Santo quien nos enseña a rezar, quien nos guía en la oración y nos hace orar como hijos”, señaló.

El Papa Francisco puntualizó que “los santos son hombres y mujeres que entran hasta el fondo del misterio de la oración. Hombres y mujeres que luchan con la oración, dejando al Espíritu Santo orar y luchar en ellos; luchan hasta el extremo, con todas sus fuerzas, y vencen, pero no solos: el Señor vence a través de ellos y con ellos”.

“También estos siete testigos que hoy han sido canonizados, han combatido con la oración la buena batalla de la fe y del amor. Por ello han permanecido firmes en la fe con el corazón generoso y fiel. Que, con su ejemplo y su intercesión, Dios nos conceda también a nosotros ser hombres y mujeres de oración; gritar día y noche a Dios, sin cansarnos; dejar que el Espíritu Santo ore en nosotros, y orar sosteniéndose unos a otros para permanecer con los brazos levantados, hasta que triunfe la Misericordia Divina”, concluyó.

Llamado a luchar por la pobreza
Antes de terminar la ceremonia, el Papa saludó a las delegaciones oficiales de la Argentina, México, Francia, España e Italia, y rogó para que "el ejemplo y la intercesión de estos testigos sostengan el compromiso de cada uno de nosotros en los distintos ámbitos de servicio y del trabajo para la Iglesia y la sociedad civil".

El pontífice recordó que mañana es la Jornada Mundial contra la pobreza, por lo que llamó a unir “fuerzas morales y económicas para luchar juntos contra la pobreza que degrada, ofende y mata a tantos hermanos y hermanas instrumentando políticas serias para las familias y para el trabajo" y pidió elevar a la Virgen María "todas nuestras intenciones, especialmente nuestra insistente y fortalecida oración por la paz".

El Papa saludó luego a los cardenales de los países de los siete nuevos santos, entre ellos al arzobispo de Buenos Aires, Mario Aurelio Poli, con quien se abrazó efusivamente.+

Buenos Aires (AICA): A la espera de la ceremonia de canonización que será celebrada por el papa Francisco el próximo 16 de octubre en Roma, las diferentes diócesis de la Argentina se preparan para un acontecimiento histórico en el que será elevado a los altares el primer santo que nació, creció, vivió su santidad y falleció en nuestro país: José Gabriel del Rosario Brochero, el “cura gaucho”.

Las diócesis de la Argentina se preparan por estos días para unirse a la canonización del Cura Brochero, que será celebrada por el papa Francisco el próximo 16 de octubre en Roma. Habrá diversas actividades en honor del nuevo santo.

Villa Cura Brochero
En nuestro país, el centro de los festejos será la Villa Cura Brochero, en Córdoba, territorio donde el “cura gaucho” transitó, a lomo de mula, los caminos de su santidad. Las actividades en la localidad que lleva su nombre son promovidas por la diócesis y por la municipalidad, y comenzarán el sábado 15 a las 17 con un homenaje artístico que incluirá música folclórica, danzas, películas y documentales. A las 20 se celebrará una misa en honor de Brochero. Al finalizar la misa, se representará la pieza teatral “Vida y obra del Cura Brochero”.

El domingo 16 a partir de la una de la madrugada, los fieles se reunirán en el predio La Providencia, donde participarán de una vigilia a la espera de la ceremonia de canonización, que comenzará a las 5 y será transmitida en directo en pantallas gigantes. En el mismo predio, a las 9 se celebrará la misa en honor del nuevo santo, y a partir de las 12 habrá misas para promesantes y peregrinos en el Salón del Peregrino.

Arquidiócesis de Córdoba
La capital cordobesa espera a su santo con la "semana brocheriana". El viernes 14 a las 18.30 comenzará la vigilia en la explanada de la catedral Nuestra Señora de la Asunción, con la participación del Coro de Niños de la Ciudad y de la Banda Sinfónica Municipal.

Desde las 22 del sábado 15 y hasta las 7 del domingo, los fieles cordobeses se reunirán nuevamente en la catedral, donde se presentarán los cuerpos estables municipales y el cantante Facundo Farrando. A las 4 comenzará la vigilia de oración y a las 5 comenzará la transmisión en directo de la canonización. Habrá chocolate caliente.

El sábado 15 se hará también una vigilia juvenil vocacional en el seminario mayor, a partir de las 22.30.

La celebración arquidiocesana de acción de gracias por la canonización será en la catedral el 4 de noviembre, al celebrarse el 150º aniversario de la ordenación sacerdotal del santo.

La parroquia natal del Cura Brochero también se prepara para celebrar a su santo. Con el lema “Con María y el Cura Brochero caminamos hacia Jesús”, la parroquia Santa Rosa de Lima, de Villa Santa Rosa de Río Primero se prepara para la Canonización con actividades durante todo el mes.

El viernes 14 de octubre a las 20, la señora Rita Videla dará en el templo una charla titulada “Se acerca Brochero Santo”. El sábado a las 19.30 se celebrará la misa en vísperas de la canonización, y luego habrá una vigilia familiar frente a la parroquia, a partir de las 22. A las 5 del domingo 16, se transmitirá en vivo la ceremonia de canonización. A las 10.30 y a las 19 se celebrarán las misas en acción de gracias.

Arquidiócesis de Mendoza
En Mendoza, la novena arquidiocesana a José Gabriel del Rosario Brochero comenzó a rezarse el 7 de octubre y culmina el sábado 15, en las vísperas de la canonización. A las 19.30 del sábado se presentará la obra de la vida del Cura brochero en el santuario de Nuestra Señora de Lourdes, El Challao. La entrada será un alimento no perecedero para colaborar con Cáritas.

Al amanecer del 16 de octubre, la Argentina tendrá un nuevo santo. Se bendecirá su imagen en El Algarrobal (Aristóbulo del Valle y Ruta Provincial Nº28). La misa de acción de gracias será el 18 de octubre a las 12 en el seminario arquidiocesano. La pastoral sacerdotal invita a todos los sacerdotes de la arquidiócesis a participar.

Arquidiócesis de Rosario
En el marco del ciclo de conferencias 2016 organizado por la Comisión Arquidiocesana de Evangelización de la Cultura, el viernes 14 de octubre a las 19 se ofrecerá la conferencia ilustrada “Brochero, el santo cura gaucho. Su vida, obra y pensamiento”, a cargo del historiador Miguel Carrillo Bascary. Tendrá lugar en el salón de la parroquia Santa Rosa (Mendoza 1381, Rosario).

Diócesis de Catamarca
Los catamarqueños también se suman a los festejos: la Unión Eucarística Reparadora (UNER) invita a participar de la vigilia con motivo de la ceremonia que convertirá en santos a los beatos José Gabriel Brochero y Manuel González, el sábado 15 a las 22 en la capilla de Adoración Perpetua del Buen Pastor (Maipú entre San Martín y Chacabuco).

Diócesis de Mar del Plata
A la espera de la ceremonia de canonización, la comunidad marplatense se congregará en la catedral de los Santos Pedro y Cecilia, para participar de una vigilia, que se llevará a cabo el sábado 15 desde las 21. Habrá cantos, reflexiones y testimonios a cargo de los hermanos de la Casa Cura Brochero de Mar del Plata. El domingo 16 a las 5 se transmitirá la canonización en directo desde el Vaticano, y a las 8 se celebrará la misa de acción de gracias.

Diócesis de Posadas
En Posadas, este fin de semana se inaugurará el templo Santo Cura Brochero, ubicado en el barrio Itambaé Guazú, y se preparan actividades alusivas: el sábado 15 a las 18 habrá una caminata desde Santa Rita hasta Itambaé Guazú, y desde las 19 hasta las 22 los jóvenes de la comunidad se reunirán en vigilia.
La bendición e inauguración del templo será el domingo 16 a las 20, y estará presidida por el obispo, monseñor Juan Rubén Martínez y concelebrada por otros sacerdotes de la diócesis.

Diócesis de Quilmes
Marcados por la figura de Brochero, los fieles de Quilmes celebrarán el sábado 15 a partir de las 20 con una vigilia que se desarrollará en la Casa de Retiros “Beato Cura Brochero”, hasta las 5, hora en que comenzará la transmisión en vivo de la canonización.

Diócesis de San Isidro
La diócesis de San Isidro ofrecerá una misa de acción de gracias para celebrar al santo cordóbés, que será presidida por el obispo, monseñor Oscar Ojea, y se celebrará el domingo 16 de octubre a las 20.30 en la catedral San Isidro Labrador.

Monseñor Ojea invitó a celebrar a "un sacerdote totalmente entregado a sus fieles", y destacó el espíritu de servicio y entrega de "aquel hombre extraordinario, pastor genuino", a quien le pidió intercesión por todos los sacerdotes, para que puedan "vivir auténticamente" la vocación, "con alegría y con entrega".+

Facebook

Donar

¿Querés ayudar a la formación de sacerdotes y seminaristas?

Podés ayudar mediante una donación a través de depósito bancario, transferencia o pago a través de tarjetas de crédito.

 

Donaciones

Suscribirse al Boletín

Periódicamente enviamos noticias a nuestros suscriptores. Lo invitamos a dejar su email. 

 

Suscribir