Todos podemos contribuir


Todos podemos contribuir a la formación de nuevos sacerdotes.
Necesitamos ministros santos, sabios, que trabajen duro en la viña del Señor...

Todos sabemos la importante repercusión que tiene la formación de los sacerdotes en el pueblo cristiano.
Todos tenemos parte en la tarea de superar los obstáculos que encuentran para adquirir esa doctrina.
En primer lugar, y principalmente, con la oración por las vocaciones sacerdotales.

Y también con la contribución económica: ¡cuánto fructifica en servicio a las almas, lo invertido en la formación de un sacerdote!

Facebook

Donar

¿Querés ayudar a la formación de sacerdotes y seminaristas?

Podés ayudar mediante una donación a través de depósito bancario, transferencia o pago a través de tarjetas de crédito.

 

Donaciones

Suscribirse al Boletín

Periódicamente enviamos noticias a nuestros suscriptores. Lo invitamos a dejar su email. 

 

Suscribir